jueves, 1 de septiembre de 2011

LO QUE OCURRE EN CARTAGENA, NO TIENE NOMBRE:


Ficus de más de cien años están siendo talados de forma indiscriminada en Cartagena, en la calle Avenida de América, junto a la estación de ferrocarril.

Todo este proyecto de destrucción de uno de los pocos pulmones que tiene Cartagena, está pensado para construir un parking subterráneo privado.


BAJO LAS MIRADAS Y RISAS BURLONAS DE LOS TRABAJADORES QUE ESTÁN TALANDO LOS ARBOLES Y EL PRESIDENNTE DEL AA.VV DE LA ZONA, UN GRUPO DE ACTIVISTAS SE CONCENTRARON EN EL LUGAR, EN SEÑAL DE PROTESTA.



1 comentario:

antitaurinos cartagena dijo...

NATY M COY
Si tiene nombre, a eso se le llama analfabetismo político y social y desidia por parte de la ciudadanía cartagenera